Microalgas, la innovación que cambiará la agricultura

0

Informes independientes confirman que el producto de AlgaEnergy consigue los mejores resultados del mercado de los bioestimulantes

AlgaEnergy, la empresa revolucionaria que pretende desarrollar, producir y comercializar novedosos productos derivados de las microalgas, cuenta con una gama de bioestimulantes que está despertando una gran expectación en el mercado agrícola. Se trata de AgriAlgae, un producto 100% natural con un elevado contenido en aminoácidos libres, polisacáridos, fitohormonas, oligoelementos y antioxidantes, convirtiéndose en un interesante complemento para cualquier aplicación y variedad de cultivo.

El potencial de las microalgas

Las algas tienen potencial para paliar algunos de los problemas más importantes a los que se enfrenta la población mundial: desnutrición, sobrepesca, reto energético, dificultades medioambientales… Ya que son capaces de capturar hasta 2 kg de CO2 y tienen un gran poder nutritivo. Además, más del 50% del oxígeno del planeta lo generan las más de 60.000 especies existentes de algas. Por ello, AlgaEnergy desarrolla una gama de bioestimulantes revolucionarios: AgriAlgae.

Una industria en crecimiento

Las microalgas pueden aplicarse en varios sectores como la farmacia, el biocombustible de tercera generación, la agricultura, la nutrición, la acuicultura y la cosmética. En un mercado como el de los bioestimulantes, marcado por el escepticismo creado por múltiples ‘productos milagro’, la compañía ha demostrado con un estudio independiente que su producto AgriAlgae se sitúa a la cabeza de las soluciones en las que realmente se puede confiar para maximizar beneficios en las cosechas.

AlgaEnergy es una compañía de base biotecnológica que consolida el profundo conocimiento existente en España en la ciencia de las microalgas, generado por las universidades a lo largo de las últimas 4 décadas. La empresa estableció su Plataforma Tecnológica de Experimentación con Microalgas (PTEM) en 2011 en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, junto a la T4, contando con el apoyo del Gobierno de España, AENA –debido al interés que genera la captura de CO2 que realizan las algas– y la compañía de aviación Iberia. En este sentido, Iberdrola es accionista y socio tecnológico desde sus inicios –posee un 20% de la empresa–, además de más de 30 personas que han invertido de forma particular.

El cultivo que se obtiene de la PTEM, con capacidad para 3,5 t/año, se destina al centenar de consorciados de AlgaEnergy en los distintos programas de I+D en los que la empresa participa. En la PTEM se trabaja con columnas de 100 litros para el cultivo de las algas. Estas columnas cuentas con un dispensador de CO2 que lo suministra a demanda. Cuando ya existe el volumen suficiente, una bomba libera el oxígeno necesario y, a partir de ahí, pasa por unos tubos verticales planos (1.500 litros) que llegan hasta el cultivo de las algas. El agua sobrante, si tiene cualidades recuperables, se reutilizar en la columna de cultivo ya que la PTEM funciona con un circuito cerrado completamente informatizado y controlado.

Leer más en Interempresas.net

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies