La transformación digital de la agricultura: de la azada al smartphone

0

La transformación digital de la agricultura permite a los agricultores optimizar los recursos de los que disponen en sus cultivos, mejorando su rendimiento de una forma sostenible

hipertextual-transformacion-digital-agricultura

A menudo, tendemos a imaginar a los agricultores como el típico señor de pueblo con boina, botijo y azada al hombro. Sin embargo, la era digital está aquí para todos, sin distinciones, por lo que cada vez son más los profesionales que sustituyen la azada por la tablet o el smartphone.

Se calcula que un agricultor debe tomar aproximadamente unas cuarenta decisiones por cada cultivo que quiera poner en marcha. Como nos ocurre a todos los humanos, puede que en alguna de ellas tomen una determinación errónea, que les lleve a perder grandes cantidades de dinero. Por eso es tan importante la transformación digital de la agricultura, ya que con ella se pretende aportar datos que permitan facilitar esta toma de decisiones, aumentando a la vez la productividad, siempre de una forma lo más sostenible posible.

La nueva era de la agricultura

“De la misma forma que los rayos X, las imágenes por resonancia magnética o un escáner TAC dan a los médicos una visión más detallada de lo que ocurre dentro de nuestros cuerpos, las herramientas digitales dan a los agricultores una visión mucho más informativa de lo que ocurre en sus campos”, cuenta a HipertextualCarlos Vicente, director de asuntos corporativos de Bayer Crop Science en España y Portugal. “Se trata de ciencia, no de ciencia-ficción. Las nuevas tecnologías y la ciencia de los datos permiten llevar a la agricultura al siguiente nivel”.

Está claro, las nuevas tecnologías han llegado al campo para quedarse y hacer más fácil la vida del agricultor, ¿pero cuáles son esas tecnologías? “Destacan las imágenes satelitales, los algoritmos de aplicación variables, sensores de alta tecnología, aplicaciones móviles, o guías GPS”, explica Vicente. Gracias a estas herramientas, se pueden llevar a cabo labores como identificar qué zonas del terreno necesitan más agua y programar los sistemas de riego para que varíen el caudal en función de las necesidades. Esta es solo una de las muchísimas aplicaciones que tienen estas herramientas. “Las nuevas tecnologías permiten a los agricultores combinar múltiples conjuntos de datos para hacer un uso más eficiente de recursos como el agua, el suelo, la energía o los inputs (ej: fertilizantes, fitosanitarios, semillas), y así alcanzar su potencial agrícola”.

Leer más en hipertextual

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies