La agricultura que sienta bien

0

Jubilados de Puente Tocinos y Llano de Brujas reivindican la huerta de autoconsumo

Le llaman «agricultura doméstica colectiva», pero es, en realidad, lo que toda la vida ha sido cultivar la tierra «con sabiduría y sin venenos». Un grupo de amigos de Puente Tocinos y Llano de Brujas, hijos de huertanos y jubilados, ha puesto en marcha una iniciativa que quieren hacer extensible por toda la huerta: ir recuperando poco a poco bancales en desuso y destinarlos a la producción de alimentos de autoabastecimiento empleando conocimientos ancestrales, semilleros propios y sin recurrir a ningún químico.

Antonio García Navarro tiene 75 años y su medio de vida fue una vaquería en Puente Tocinos, una de las cerca de mil que abastecían a la Central Lechera Murciana de Monteagudo. Fue fundador de Coag-IR y hoy sus conocimientos de agricultor los comparte gratuitamente con cualquier aficionado. Él y otros amigos, en lugar de tirarse el día echando la partida o durmiendo la siesta, producen hortalizas y verduras de autoconsumo en dos tahúllas de terreno que les han prestado altruistamente entre el carril de los Abercoques y el carril del Pino, en Puente Tocinos. Además de sacar rendimiento a su territorio de cuna, comparten técnicas, anécdotas y vida. Son felices consiguiendo que la tierra les regale algo nuevo cada día.

Leer más en LA VERDAD

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies