La agricultura que sienta bien

0

Jubilados de Puente Tocinos y Llano de Brujas reivindican la huerta de autoconsumo

Le llaman «agricultura doméstica colectiva», pero es, en realidad, lo que toda la vida ha sido cultivar la tierra «con sabiduría y sin venenos». Un grupo de amigos de Puente Tocinos y Llano de Brujas, hijos de huertanos y jubilados, ha puesto en marcha una iniciativa que quieren hacer extensible por toda la huerta: ir recuperando poco a poco bancales en desuso y destinarlos a la producción de alimentos de autoabastecimiento empleando conocimientos ancestrales, semilleros propios y sin recurrir a ningún químico.

Antonio García Navarro tiene 75 años y su medio de vida fue una vaquería en Puente Tocinos, una de las cerca de mil que abastecían a la Central Lechera Murciana de Monteagudo. Fue fundador de Coag-IR y hoy sus conocimientos de agricultor los comparte gratuitamente con cualquier aficionado. Él y otros amigos, en lugar de tirarse el día echando la partida o durmiendo la siesta, producen hortalizas y verduras de autoconsumo en dos tahúllas de terreno que les han prestado altruistamente entre el carril de los Abercoques y el carril del Pino, en Puente Tocinos. Además de sacar rendimiento a su territorio de cuna, comparten técnicas, anécdotas y vida. Son felices consiguiendo que la tierra les regale algo nuevo cada día.

Leer más en LA VERDAD

Deja una respuesta