Detección de la bacteria más temible de la agricultura actual

0

Una de las soluciones más innovadoras para combatir esta amenaza ha llegado de la mano de los laboratorios españoles ASCIRES-Sistemas Genómicos

La bacteria Xylella fastidiosa se ha convertido en una de las enfermedades más temibles para la agricultura actual, lo que ha obligado a desplegar en toda Europa medidas excepcionales contra esta infección que pone en riesgo el cultivo de especies como el olivo, almendros, cítricos o vides.

Una de las soluciones más innovadoras para combatir esta amenaza ha llegado de la mano de los laboratorios españoles ASCIRES-Sistemas Genómicos, desarrolladores de un test genético, basado en los protocolos establecidos por la Organización Europea y Mediterránea para la protección de cultivos (OEPP/EPPO),  capaz de detectar de forma temprana la presencia de esta bacteria.

Así pues, esta prueba de detección molecular, la más sensible lanzado hasta la fecha, permite descubrir con gran fiabilidad la presencia de Xylella fastidiosa en cualquier árbol o planta, a través de un análisis de ADN que confirma la infección en tan sólo 12 horas. Esta precisión es posible gracias al uso del denominado sistema de PCR en tiempo real, una técnica que se dirige a zonas específicas del genoma de esta bacteria, lo que facilita su detección incluso en plantas que todavía no presentan síntomas.

Xylella fastidiosa actúa destruyendo el xilema, los vasos que trasladan el agua y los nutrientes a la planta, lo que provoca que no pueda alimentarse adecuadamente  desencadenando el amarillamiento de las hojas, procesos de clorosis y, finalmente, su marchitamiento”, explica Lucía Bernad Palomares, gerente del área de Agrogenómica en ASCIRES.

“El problema es que los síntomas de la infección provocados por esta bacteria no son específicos, por lo que un agricultor puede observarlos y pensar que se trata de un simple déficit de agua o falta de minerales. Ante esta situación, solo una prueba genética que analice el extracto de ADN de la planta puede asegurar a los profesionales del campo la presencia de esta infección bacteriana”.

Leer más en Revista Alimentaría

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies