«Creo que existe una falta de unión entre los agricultores»

0

Antonio Manuel Nieto García-Siete, agricultor de Valdivia, lleva unas 130 hectáreas de frutales y este verano abrió su propia central hortofrutícola

antonio-en-sus-fincas

Antonio Manuel Nieto García-Siete es un agricultor de Valdivia de 38 años que viendo el panorama se lanzó el pasado verano a montar su propia central frutícola. Ahora, está inmerso en las labores de poda de los frutales.

-¿Cómo llegó a la agricultura?

-Llegué al mundo de la agricultura por tradición familiar. Mi padre siempre se ha dedicado al campo y yo desde muy pequeño decidí seguir sus pasos. Nada me gustaba más que irme al campo con él.

«Hay que poner freno al poder de las grandes cadenas de supermercados» «La fruta extremeña es reconocida a nivel mundial, pero no con la calidad que se merece»

-¿Lleva mucha superficie?

-Actualmente, con mucho esfuerzo hemos aumentado nuestra superficie a las 130 hectáreas de frutales, de las cuáles 30 son de melocotón, 40 de ciruelas, 50 de nectarinas, 6 de paraguayos y 4 de albaricoques. A día de hoy, sigo acompañado por mi padre al que estaré agradecido toda la vida, ya que en lugar de disfrutar de su merecida jubilación está apoyándome día a día.

-¿Es sacrificada esta profesión?

-¿Qué si es sacrificada? ¡Qué pregunten a mi familia! No existen horarios. Trabajamos de sol a sol y cuando llega la noche seguimos con los riegos y preparativos para el día siguiente. El verano te invita a irte de vaciones, a salir a las terracitas…Para nosotros eso es imposible.

-¿Cómo es un día normal en su actividad en plena campaña?

-Pues me levanto a las 5.30 de la mañana, me acerco al campo para ver la cogida de la fruta, reviso riegos, selecciono variedades próximas a recolectar. Luego, programo el trabajo para días posteriores y a todo esto tengo que sumar el supervisar el funcionamiento de la central que he abierto este año y a la que tengo que dedicar mucho tiempo. La mayoría de los días no como en casa. Con respecto a la familia y al ocio, imagínese, vengo llegando a casa sobre las 12.00 o 12.30 de la noche. El verano pasado fue especialmente duro pues apenas pude disfrutar de mis hijas.

Leer más en HOY

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies